API: cómo establecen comunicaciones eficientes entre el ERP y otros sistemas

Casi todas las empresas que optan por implementar una solución de ERP también necesitan utilizar otras aplicaciones externas especializadas como herramientas de BI, comercio electrónico, apps de movilidad, gestión documental o Sistemas de Almacenes y de Planta, entre otras, para la gestión de su negocio. Es aquí donde los clientes necesitan que su proveedor de ERP cuente con una API sólida para la integración del sistema con otras aplicaciones.

¿Por qué son importantes las APIs?

Cada negocio, incluso dentro de una misma industria, tiene diferentes procesos, necesidades, objetivos y requisitos tecnológicos. Cada organización debe operar a su manera para lograr el éxito en el mercado a través de la eficiencia y la agilidad, garantizando la protección en el uso de los datos.

Para ello, las empresas están apostando cada vez más por ecosistemas innovadores de aplicaciones empresariales enfocados en la conectividad de distintos sistemas como las plataformas ERP y otras aplicaciones especializadas.

Las APIs ofrecen amplias posibilidades y una plataforma tecnológica robusta y adaptable para satisfacer las necesidades actuales de gestión de las empresas y las posibilidades del mañana.

¿Qué son las API y cómo funcionan?

Una Interfaz de Programación de Aplicaciones o Application Programming Interfaces (API) define la forma en que el software y los programas externos interactúan entre sí. En el caso del ERP, las API son necesarias para garantizar que los datos del sistema sean accesibles para otros programas. 

Para decirlo de otra manera, una API es un intermediario entre el ERP y un programa que solicita o devuelve datos. La API recibe la solicitud y devuelve los datos específicos siempre que la solicitud tenga los permisos adecuados. La API también controla qué datos se pueden solicitar y cómo se reciben. 

Además, las API permiten a los desarrolladores vincular aplicaciones o servicios de forma estandarizada. Estas integraciones permiten que las aplicaciones funcionen entre sí y compartan los datos generados por cada componente en todo el ecosistema. 

Una API puede ser para un sistema basado en la web, un sistema de operaciones, un sistema de base de datos, hardware, software, aplicación o plataforma. La especificación de la API puede tomar muchas formas, pero generalmente incluye especificaciones para rutinas, estructuras de datos, clases de objetos, variables y/o llamadas remotas. 

En términos sencillos, esto significa que las API traducen las funciones internas de un programa al mundo exterior de una manera limitada, controlada y estandarizada. De esta forma, las aplicaciones pueden compartir datos y tomar acciones entre sí sin que los desarrolladores creen conectores personalizados complejos o compartan todo el código de su software. Las API definen claramente cómo un programa interactuará con el resto del software y el mundo cloud, ahorrando tiempo y recursos al tiempo que brinda infinitas posibilidades de funcionalidad adicional.

Conclusión

Las API son un componente fundamental de las plataformas de software. Permiten a las empresas de todos los tamaños construir fácilmente una arquitectura tecnológica flexible y ágil que se adapte a sus necesidades.

Una plataforma ERP con un sólido soporte de API permite a las organizaciones adoptar por completo el mundo multinube al adaptarse a las necesidades de todo un ecosistema empresarial, conectándolo para tareas transaccionales específicas que maximizan la eficiencia y aceleran el éxito del mercado.

Ponte en contacto con nosotros si tienes alguna pregunta acerca de cómo Spyro Software puede ayudar a acelerar tu negocio utilizando lo último en tecnología API.  





    Al pulsar “Enviar” consiento el tratamiento de los siguientes términos indicados:

    Últimas noticias